La arquitecta colombiana Elvira Vélez: La Playa de Medellín

La Playa de Medellín

La arquitecta colombiana Elvira Vélez: La Playa de Medellín

Proyecto La Playa de Elvira Vélez: residencia social y calidad de vida

El proyecto de La Playa de Medellín, por Ana Elvira Vélez (Colombia, 1966), constituye la muestra más representativa del trabajo de la arquitecta. Miembro de la Architectural Association School of Architecture, destaca por su enfoque al desarrollo de vivienda social. Para Vélez, un edificio debe aportar soluciones ajustadas a la ubicación geográfica, el clima o la cultura de la comunidad donde se edifica.

Ana Elvira Vélez posee una amplia trayectoria en el diseño y construcción de obra pública y residencial, con más de 2.000 viviendas (de titularidad privada y pública) en la región de Antioquia y en su capital, Medellín. En 2020, Elvira Vélez dirige el Laboratorio de Vivienda y Hábitat en COMFAMA, dedicado a proyectos de vivienda colectiva en Antioquia.

Medellín posee fama mundial por la calidad de su arquitectura y urbanismo, donde destacan las contribuciones de Vélez, entre otros arquitectos colombianos. En reconocimiento a este talento colectivo, Medellín obtiene en 2013 el galardón del concurso City of the Year, del Wall Street Journal, que reconoce a la ciudad más innovadora del mundo.

Concepto holístico de vivienda social: la caja básica

Según afirma Vélez: “Construir bien es más barato que construir mal”. La arquitecta concibe una vivienda social que aporta confort a sus inquilinos. Para lograr esa meta, con los presupuestos ajustados de las viviendas sociales, la arquitecta recurre a un intercambio: menos acabados a cambio de más espacio habitable. Cuando se diseñan casas donde se garantiza la mayor superficie útil posible, el dueño se encarga de adaptar el interior de la vivienda según sus necesidades.

Vélez desarrolla este concepto, y su interés por la vivienda colectiva, tras observar cómo los propietarios de su primer proyecto residencial, Atlántida 1, realizan pequeñas reformas en cada unidad para adecuarla a su gusto personal. Atlántida 1 es un proyecto exitoso, ganador de una mención en la Bienal de Arquitectura de 1994. Se trata de un complejo de casas unifamiliares en el barrio Robledo de Medellín, y las obras de los inquilinos consisten en pequeñas intervenciones, como techar un balcón o cambiar baldosas.

A partir de sus reflexiones, Elvira Vélez diseña la vivienda, como parte de un hábitat. El diseño trasciende el interior de la casa y engloba el vecindario. Vélez crea en sus edificios espacios intermedios: escaleras, corredores o parques que aportan espacios comunes donde los inquilinos se relacionan y generan vínculos comunitarios.

La arquitecta crea el concepto de vivienda, como una “Caja Básica”. Consiste en entender las necesidades de una familia y resolverlas dentro de una unidad básica de vivienda, con una geometría elemental, que contiene todos los servicios necesarios.

Características del Proyecto La Playa de Medellín

Elvira Vélez construye La Playa de Medellín (2004) en colaboración con Juan Bernardo Echeverri. La obra recibe el premio Germán Samper Gnecco en la XIX Bienal Colombiana de Arquitectura.

El proyecto se ubica en una parcela de 7830 m² en la Avenida de la Playa de Medellín, sobre la plataforma resultante de la demolición de una fábrica que ocupaba el terreno. Las 254 viviendas de la Playa se distribuyen en tres bloques de 88 apartamentos con zonas intermedias para espacios colectivos. Los bloques presentan 4 ojivas que enmarcan caminos peatonales y facilitan al acceso del personal de mantenimiento a los servicios básicos del edificio (luz, electricidad, etc.).

La caja básica en la Playa de Medellín consta de un solo espacio diáfano, con 4 ventanas iguales, para iluminar y ventilar de forma adecuada la futura distribución que ejecute el propietario. Las obras posteriores dependen de las posibilidades financieras del inquilino y de sus necesidades. Antes de personalizarla el propietario, la caja básica optimiza la superficie útil hasta los 53 m². Los 4 vanos se complementan con un balcón de 2 m² que, según la tipología de la unidad, queda en el dormitorio principal o en el salón.

El concepto holístico de caja básica concibe la Playa de Medellín, como un recipiente donde guardar y resolver las necesidades de los habitantes, y a la vez el recipiente debe amoldarse a la ubicación. Por ejemplo: la vivienda en la región de Antioquía debe adaptarse al entorno montañoso, aportar balcones y espacios colectivos, porque los colombianos disfrutan compartiendo con los vecinos. En este caso, la envolvente del edificio se vuelve permeable a la socialización.